skip to Main Content
Duele El Hotel Humboldt

EDITORIAL+VIDEO: DUELE EL HOTEL HUMBOLDT

¿Quién podrá mirar Caracas desde el Hotel Humboldt? ¿Podrán los consejos comunales como soñaba Chávez? ¿Podrán reunirse los militantes de los partidos de izquierda del mundo para aprobar el programa de la V Internacional convocada por Chávez?

El 20 de noviembre de 2009, el Comandante Chávez clausuraba el primer encuentro internacional de partidos de izquierda, lo hacía desde el Hotel Humboldt en el Waraira Repano (1), y reflexionaba:

      “Caracas, la cuna de Bolívar, de Miranda, Simón Rodríguez, nacieron aquí esos hombres que brillaron, brillan y brillarán en el firmamento de la historia (…) les doy a todos el saludo y el afecto y el agradecimiento por haber venido, haber asistido a esta convocatoria de la cual tenemos y yo tengo especialmente aquí en mi corazón grandes esperanzas de que no termine siendo una reunión más y hago un llamado a todos ustedes y más que un llamado una arenga, se ha perdido ya mucho tiempo, y a veces buscando excusas, a veces así como los magos sacan de debajo del sombrero una larga tira de colores, a veces hay gente que anda sacando largas tiras de excusas para la inactividad, yo considero eso traición con la esperanza de nuestro pueblo. Y así lo decía aquí mismo en Caracas Simón Bolívar, hace casi 200 años aquellos días iniciales, decía Bolívar en el primer discurso público que se le conozca aquí en la Sociedad Patriótica, decía Bolívar: “Unirnos, unirnos para sentarnos de brazos cruzados a observar los acontecimientos, dijo, ayer fue una mengua, hoy es una traición”.

En este marco, con militantes de varios países, integrantes de partidos de izquierda, Chávez propondría la creación de la V Internacional (2), una organización con claridad de principios y de rumbo, sin veleidades reformistas:

      “… Lo que nosotros estamos haciendo ahora, el llamado que estoy haciendo ahora apunta en una dirección muy precisa, Simón Bolívar dijo en una ocasión, la unión con todos termina siendo neutra.

      Para mi por ejemplo, un partido de izquierda hoy tiene que definirse muy bien ante lo que está ocurriendo en el mundo, el imperialismo, el capitalismo, porque esa tesis socialdemócrata, así como fracasó el socialismo, el llamado socialismo real, tanto el soviético como el europeo, la tesis socialdemócrata también fracasó, el estado de bienestar y todo aquello, la tercera vía, eso fracasó, hay que crear algo nuevo, o sea, permítanme de nuevo personalizarlo, discúlpenme, yo estoy y asumo la responsabilidad, los estoy invitando para algo nuevo, no para que reeditemos cosas que todavía existen, pero que no existen para las empresas que nosotros tenemos por delante: enfrentar al imperialismo y proponer el socialismo como alternativa a los cambios del mundo.” 

En medio de ese panorama general hace muchas reflexiones, las cuales no pretendemos exponer en su totalidad aquí, resaltamos sí la claridad de la definición política e ideológica que hace, y que constituye una definición estratégica, no está refiriéndose a asuntos coyunturales que muchas veces se usan para justificar extravíos en nombre de la correlación de fuerzas, la paz o la situación económica, por ejemplo. Está proponiendo una organización que sea continuidad de las creadas por Carlos Marx, Federico Engels, Vladimir Illich Lenin y León Trostky, no es cualquier cosa, sirva la ocasión para rescatar ese llamado histórico del Comandante y hacer lo propio para convocarla.

Pero además reflexionaba acerca del rumbo de la Revolución Bolivariana, y por ende hablaba del futuro que vislumbraba para nuestro país, visualizaba las premisas para hacer de ese futuro una realidad, y ponía el ejemplo de Cuba Socialista, la de Fidel:

      “Cuba nunca se dejó atrapar por el modelo soviético y eso es bueno analizarlo, y Cuba trabajó mucho como sigue trabajando la conciencia, no sólo la base material del socialismo. En la Unión Soviética se olvidaron de la conciencia, del hombre pues, del ser humano. Vaya, eso es lo más importante compadre, eso es lo más importante.”

Y para el estímulo a la conciencia proponía acciones concretas en la realidad que sustenten la conciencia que queremos crear:

      “El socialismo hay que hacerlo concreto, que la gente entienda, lo entienda no sólo desde lo teórico sino desde lo práctico también, este hotel es un ejemplo, este es un activo nacional que estaba en manos privadas y que ahora fue recuperado por el gobierno y está, bueno, es de propiedad social, y el gobierno puede tomar decisiones, como representante legítimo del pueblo, que los privados nunca tomarían como esto de traer 500 mil personas sin cobrarle, eh, hacer eventos de este tipo, ponerlo a la orden de los consejos comunales, de los movimientos sociales para que vengan aquí también a reunirse, a discutir, a disfrutar del paisaje”.

Chávez hablaba clarito como el agua de los cayos de Morrocoy, primero habla de la historia, invoca al Libertador y su llamado a construir un nuevo mundo, a la acción. Luego define de manera nítida el llamado a la V Internacional a construir ese nuevo mundo a escala global, superando las veleidades reformistas y contra el capitalismo. En el contexto de la resistencia de Cuba Socialista a la caída de la URSS y el campo socialista, expone el secreto mediante el cual Cuba pudo superar “el fin de la historia” y mantener la llama del Socialismo encendida: la conciencia. Y para alimentar esa conciencia, que no es cualquier conciencia, es la conciencia socialista, de pertenencia a la sociedad. Para estimularla hay que dar señales concretas, y pone el ejemplo del Hotel Humboldt, habla de propiedad social y la posibilidad que da de tomar decisiones con contenido de clase, es decir, decisiones a favor del pueblo. Decisiones que un privado, que un empresario, que la cadena Marriot por ejemplo, no puede tomar. Pone el Hotel Humboldt a disposición de los consejos comunales, los movimientos sociales, para que discutieran como lo hacía él acerca del socialismo, con sus hermanos de lucha del mundo, eran los sueños de Chávez expresados aquel día del año 2009.

Y lo ratifica, habla del rumbo, del futuro y de las acciones para lograrlo:

      “Fíjense, este es un ejemplo, así como que muy concreto del rumbo o de los pasos que pudiéramos ir dando y tomar como referencia para el rumbo, para definir el rumbo o los rumbos hacia el futuro.

      Este hotel que lleva el nombre de aquel investigador, científico Alexander Von Humboldt, fue construido por allá por los años 50, y luego, vino la oligarquía caraqueña y se adueñó de todo esto, y había convertido esto primero en unos casinos y después lo abandonaron, el pueblo pobre, los sectores populares no tenían acceso aquí; esto estaba destinado a una élite.

      … Miren, en el año 2009 ha llegado hasta aquí por el teleférico más de 1 millón de visitantes, eso en la nueva gestión socialista, anteriormente no, venían era pequeños grupos pero muy caro, era muy caro, eh, era para los ricos pues, fundamentalmente, ahora de ese millón y pico que ha subido casi la mitad es gratuito, vienen los colegios, los niños, las niñas, vienen del interior los campesinos a ver a Caracas desde aquí.”

Hermosas palabras de Chávez, llenas de cariño por su pueblo, pero que además superan la retórica, es amor concreto. Es decirle al pueblo vengan, miren desde la altura la cuna del Libertador de América, y darle la oportunidad de hacerlo.

 

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

Fuentes:

(1) Todo Chávez en la web. Comandante Hugo Chávez, clausura el primer Encuentro Internacional de Partidos de Izquierda. Hotel Humboldt, Parque Nacional Waraira Repano, Caracas – Distrito Capital.

http://www.todochavez.gob.ve/todochavez/1386-el-comandante-presidente-hugo-chavez-clausura-el-primer-encuentro-internacional-de-partidos-de-izquierda

(2) Tatuy TV. Chávez Radical XVII. Link: https://www.youtube.com/watch?v=_EHPf-07f_U&t=8s

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top