skip to Main Content
PDVSA Y LOS GAZAPOS

EDITORIAL: PDVSA Y EL GAZAPO PRIVATIZADOR

¿Hablar de PDVSA es sólo hablar de corrupción como se ha intentado establecer? ¿Todos los que hablan de la industria petrolera realmente la conocen? ¿Vamos a seguir escupiendo hacia arriba al referirnos a PDVSA? ¿Cuál es la posición de los trabajadores petroleros?

La Revolución Bolivariana sufrió un sabotaje petrolero en los años 2002 y 2003, que dejó importantes enseñanzas, comprendimos la privatización que había avanzado encubierta con diferentes modalidades: la internacionalización, el outsourcing que consistía en una modalidad de contratos a través de los cuales se trasladaban a empresas privadas, distintas actividades que la alta gerencia consideraba como no medulares. Desde esta concepción se vendieron al mejor postor los negocios de taladros, terminales, flotas, transporte terrestre, inyección de gas e incluso la plataforma informática, era la famosa excusa de no contar con los recursos para las inversiones necesarias, y por tanto había que recurrir a los inversionistas privados, así comenzó la privatización de PDVSA.

Fue la llamada apertura petrolera, revertida por la Política de Plena Soberanía Petrolera del Comandante Chávez, que incluyó la migración de los convenios operativos de la cuarta república a empresas mixtas en la Faja pero bajo nuevos paradigmas establecidos a partir del Decreto 5200.

Hoy, a través de la Asamblea Nacional Constituyente se presenta la oportunidad de cerrar el paso a cualquier intento de lesionar la soberanía venezolana y la operatividad de PDVSA, además de sentar las bases de un proceso de industrialización que impactaría toda la nación. (1)

Los trabajadores petroleros han propuesto la modificación de los artículos 302 y 303 constitucionales, para incluir el gas en las condiciones que rigen la política de plena soberanía petrolera, y para cerrar el paso a la posibilidad de la privatización de las filiales de PDVSA, posibilidad que quedó abierta en el artículo 303 actual como lo relata el propio Comandante Chávez en 2007:

      “(…) Fíjense, Luis Brito apunta bien aquí en algunos artículos de nuestra Constitución que deben ser reformados –no cabe duda–. El artículo 302 por ejemplo, donde el Estado se reserva la actividad petrolera, pero no así la gasífera, es una sola palabra pero las palabras son las palabras. Ahí debe estar es, la actividad de hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos, el asfalto y todo eso. 

      (…) El Artículo 303 también dice que el Estado se reserva la soberanía, por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, pero viene aquí el pero, exceptuando la de las filiales, asociaciones estratégicas, empresas y cualquier otra que se haya constituido, o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela, la privatización, pues, esto hay que cerrarlo, hay que modificarlo, ni filial, ni nada, aquí no se privatiza más nada…” 

Lo citado anteriormente Chávez lo define como gazapos que lograron ser colados en la Constitución del año 1999 (2). Los trabajadores petroleros han asumido el llamado a la defensa de la Política de Plena Soberanía Petrolera y proponen modificar los referidos artículos 302 y 303 en los términos que describe el Comandante Chávez, y agregan incluirlos como parte de un capítulo especial referido al régimen de los hidrocarburos en Venezuela, citamos textualmente la propuesta:

“Título VI

Del Sistema Socioeconómico

Capítulo (por numerar)

Del Régimen de los Hidrocarburos Líquidos, Sólidos y Gaseosos

Artículo por numerar. El Régimen de los Hidrocarburos Líquidos, Sólidos y Gaseosos de la República Bolivariana de Venezuela se fundamenta en la Política de Plena Soberanía Petrolera ejecutada por el Estado en beneficio del pueblo de Venezuela como garantía del uso soberano de su recurso natural fundamental. No únicamente honrando la tradición establecida por el Libertador Simón Bolívar con sus decretos, sino correspondiendo a lo establecido en esta Constitución por razones de estrategia nacional, soberanía y por razones de seguridad y defensa integral de la nación.

Artículo 302. El Estado se reserva, mediante la ley orgánica respectiva, y por razones de conveniencia nacional, la actividad de los hidrocarburos líquidos, sólidos y gaseosos, y de otras industrias, explotaciones, servicios y bienes de interés público y de carácter estratégico. El Estado promoverá la manufactura nacional de materias primas provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables, con el fin de asimilar, crear e innovar tecnologías, generar empleo y crecimiento económico, y crear riqueza y bienestar para el pueblo.

Artículo 303. Por razones de soberanía económica, política y de estrategia nacional, el Estado conservará la totalidad de las acciones de Petróleos de Venezuela, S.A., o del ente creado para el manejo de la industria petrolera, incluyendo la de las filiales. En el caso de las asociaciones, empresas mixtas y cualquier otra que se haya constituido o se constituya como consecuencia del desarrollo de negocios de Petróleos de Venezuela el Estado mantendrá la mayoría accionaria de acuerdo a lo establecido a partir de la Migración a Empresas Mixtas de los Convenios de Asociación de la Faja Petrolífera del Orinoco; así como de los Convenios de Exploración a Riesgo y Ganancias Compartidas. La Corporación Venezolana de Petróleo, S.A., u otra filial de Petróleos de Venezuela, S.A., que se designe al efecto, será la empresa estatal accionista de las nuevas Empresas Mixtas, correspondiéndole como mínimo, en cada una de ellas, una participación accionaría del sesenta por ciento (60%).” (3)

Junto a los trabajadores petroleros debemos continuar en medio de las dificultades defendiendo la Independencia y la Plena Soberanía Petrolera, legado fundamental de Hugo Chávez. Hay que decirlo, si en alguna medida hemos podido enfrentar la abrupta caída de los precios del petróleo y de nuestro ingreso como nación es gracias a que PDVSA es una empresa de Propiedad Social, es eso lo que determina que podamos tener una política cambiaria, de asignación de divisas, de importaciones. Si la importación de lo necesario la dejamos en manos de los privados que distorsionan todo desde su afán de lucro y objetivos políticos esa es otra discusión, pero la garantía de superar la situación que vivimos es justamente la política de Plena Soberanía Petrolera, el control de la sociedad a través del Estado de su principal recurso, sin la Plena Soberanía Petrolera no podríamos plantearnos ninguna política cambiaria, fiscal, programa de industrialización, de protección de la población, no existiríamos como sociedad, seríamos subastados, nuestra identidad nacional se extinguiría.

 

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

Fuentes:

(1) Ver Editorial: PDVSA y la Industrialización (08-05-2018)

http://revolucionomuerte.info/2018/05/08/editorial-pdvsa-y-la-industrializacion/

(2) Ver el video de Tatuy Tv Chávez Radical X:

https://www.youtube.com/watch?v=2pjJw3kMzN8

(3) Ver video de Tatuy Tv con la propuesta:

https://youtu.be/dxzs_v6-IHc

This Post Has One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top