skip to Main Content
Pobres Cucarachitas Banqueras

EDITORIAL: “POBRES CUCARACHITAS BANQUERAS”

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Ahora las víctimas son los banqueros? ¿Nos van a ayudar a superar la crisis? ¿Qué obtendrán por “ayudarnos”?

No vamos a opinar acerca de las implicaciones de la postergación de la reconversión monetaria. Tampoco sobre las abrumadoras afirmaciones que escuchamos de parte de los dueños de medios de difusión o la dirección del partido copei. Con todos ellos se reunió ayer el Presidente Maduro.

Queremos dirigir este mensaje al pueblo chavista ya que al parecer el ejecutivo sólo escucha en su “nuevo comienzo” justamente a todos los enemigos del pueblo, a los que nos tienen haciendo magia para comer.

Todas las reuniones de ayer nos dejaron una profunda preocupación porque ya a estas alturas no tenemos duda de cuáles son los objetivos de estos actores económicos y políticos.

Vamos a analizar la reunión con los banqueros, su vocero fue el presidente de la Asociación Bancaria Nacional, no importa su nombre ni lo respetable que parezca ser, lo que queremos demostrar es que tienen claros sus objetivos. Esto dijo el banquero hablando de la concertación tan importante para ellos a la que llama el gobierno:

      “…Gracias a esa concertación hemos podido insertar políticas particulares del sector privado a las grandes políticas nacionales”.

Es muy clara esa afirmación, ellos “insertan” sus intereses particulares y nosotros se lo permitimos, ahí está una de las razones por las cuales la banca sigue siendo una centrífuga para sacar las divisas del país, no hablemos de lo que hace Banesco ya eso da pena decirlo cuando los directivos están libres gracias a el expresidente español Zapatero y el diálogo.

Pero el señor banquero ahora nos regala otra afirmación que parece que es para enmendar la primera, en esta nos habla sin ningún interés particular de la banca, ni tampoco “egoístico”, esto dice:

      “… Hay que decirlo acá sin ningún interés particular, sin ningún interés egoístico de parte de la banca, lo hemos planteado en las mesas de las discusiones, lo hemos explicitado en documentos en distintos momentos, es el tema de las tasas negativas. Usted con tanta experiencia durante estos 20 años tiene que entender perfectamente, que no es posible con una inflación como la que tenemos, de las magnitudes que tenemos, que las tasas de interés sean del 24%, hay una diferenciación extrema que promueve eso que usted condena y con toda la razón. No hay nada más barato que un crédito bancario, y ese crédito bancario barato es una tentación para incentivar la compra de divisas. Nosotros no planteamos que las tasas sean positivas presidente, no estamos planteando ni hemos planteado en ningún momento un interés particular para la banca, sino que esas tasas están demasiado bajas en el contexto de la economía que vivimos. Ha que ajustarlas presidente, progresivamente, selectivamente, privilegiando sectores económicos del país, castigando a otros sectores. En este nuevo comienzo que usted plantea hay que revisar, poner en el tapete la discusión nacional con seriedad, con objetividad, con buena voluntad, el tema de una revisión profunda, seria y transparente de las tasas de interés como un mecanismo para combatir esos ilícitos cambiarios que usted condena en la tarde de hoy”.

Sin egoísmo el señor banquero nos revela un mecanismo para obtener divisas, una tentación que ellos estimulan y conducen, ellos saben quiénes hacen eso, ellos mismos les otorgan los créditos. Y dice que subiendo las tasas privilegiarán unos sectores y golpearán otros, por supuesto no menciona cuáles sectores son esos. Ahora bien, quien esto escribe no tiene tarjeta de crédito, sin embargo, es válido preguntarse ¿si suben las tasas de interés como quiere este señor banquero qué pasará con la gente que está utilizando las tarjetas de crédito con límites extendidos y financiamientos especiales para comprar comida?

También el señor banquero pidió apoyo para internacionalizar su negocio, esto dijo:

      “… En la medida que se fortalezca la banca privada en este país, en la medida que tengamos una banca fuerte, sólida, comparable con las otras bancas privadas de américa latina y del mundo entero, en esa medida se irán abriendo poco a poco, porque así funciona el mercado mundial, se irán abriendo las corresponsalías bancarias, pero mientras seamos unos enanitos, unas pequeñas cucarachitas financieras, ningún banco internacional estará interesado en abrirnos corresponsalías porque eso es un negocio presidente.”  

El señor banquero está claro, aunque debería asesorarse con Escotet, la cucarachita mayor, que tiene bancos en varios países. Además, el presidente de la asociación bancaria mandó al Presidente a tomar nota:

      “Entonces, la ratificación de que la banca privada nuestra, esta banca privada es importante y hay que fortalecerla, hay que patrimoniarla, hay que darle mecanismos para que crezca, eso es una medida económica importante en el contexto de un país en desarrollo, que tiene problemas, pero que son problemas solucionables presidente. Entonces tome nota, de qué manera, de qué forma en el cortísimo plazo fortalecer a la banca privada”.

En fin, suficiente de las pobres cucarachitas, concluiremos diciendo lo que nosotros creemos.  El sistema financiero es utilizado para viabilizar el capitalismo que nos negamos a combatir, la banca hay que nacionalizarla si queremos un nuevo comienzo de verdad, no es un capricho, veamos lo que dice Lenin de la banca, para qué sirve:

      “Los bancos constituyen, como es sabido, centros de la vida económica moderna, los centros nerviosos más importantes de todo el sistema capitalista de economía nacional. Hablar de una “reglamentación de la vida económica” y eludir el problema de la nacionalización de los bancos significa hacer gala de una ignorancia supina o engañar a la “plebe” con frases pomposas y promesas altisonantes, que de antemano se ha resuelto no cumplir (…) Sólo nacionalizando los bancos podrá conseguirse que el Estado sepa adónde y cómo, de dónde y cuándo se desplazan los millones y miles de millones. Y sólo ese control sobre lo bancos, centro, eje principal y mecanismo básico de la circulación capitalista, permitiría llevar a cabo de hecho, y no sólo de palabra, el control de toda la vida económica, de la producción y de la distribución de los productos más importantes…” (1)

Más claro no canta un gallo, como decía un amigo, un revolucionario cuando se equivoca, debe al menos equivocarse para la izquierda. Habrá quien crea que no hay condiciones, que no es el momento, que Lenin hablaba en otro contexto. Lo cierto es que es muy evidente, la historia reciente de nuestra revolución lo certifica, que estos banqueros no nos van a ayudar.

Fuentes:

Todas las citas del señor banquero fueron tomadas de sus intervenciones en la reunión del 29 de mayo de 2018 con el Presidente de la República.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=3&v=CqbitOUO9eE

(1) 1917. Lenin. Monte Ávila Editores. Compilación, Introducción, Glosario de nombres y cronología. Manuel Azuaje Reverón. Año 2017. Pág. 232 y 233

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top