skip to Main Content
El Modelo Que Nos Proponen

EDITORIAL: EL MODELO QUE NOS PROPONEN

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela
Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com
Twitter: @catedrache

 

¿Es posible resolver la crisis atendiendo las consecuencias y no las causas? ¿Hay tiempo para seguir en el ensayo y error? ¿Realmente el gobierno tiene un plan? ¿Qué nos proponen?

Ya han transcurrido más de diez días desde el triunfo electoral y el pueblo sigue esperando respuestas. Mientras… se dialoga con cuanto escuálido aparece, como si luego de la derrota se dispusieran a no adversarnos y a contribuir a solucionar la crisis que aúpan.

Las 6 líneas propuestas no tienen expresión concreta, lo concreto que se propone no da cuenta de la dura realidad que vivimos a diario. Pero veamos cuál es el modelo que se nos plantea:

El principio o premisa donde se asienta lo que hasta ahora se anuncia es, por un lado, estimular a los sectores privados de la economía. Y por otro lado, paliar las consecuencias sociales de políticas económicas que darán rienda suelta al mercado.

Se financia desde las pobres cucarachitas banqueras que quieren internacionalizarse, crecer, patrimoniarse, como ellos mismos dicen. Hasta el último gran descubrimiento: la ONUDI, la Organización de Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial, una declaración de incapacidad para diseñar y ejecutar un programa de industrialización, y también una manera de enmascarar el acercamiento que se intenta con los sectores corporativos privados a través de conapri.

Ese es el modelo que se nos propone, una reconciliación de todos que diluye las aspiraciones del pueblo en los intereses de los empresarios privados.

Sin embargo, son inviables estas pretensiones, el ingreso petrolero no alcanza para transferirlo a los sectores privados y al mismo tiempo establecer un sistema de protección que amortigüe las consecuencias sociales del estímulo al capitalismo.

Hagamos un ejercicio, una corrida en frío, como dicen los informáticos, del esquema:

Se continúa entregando las divisas a los capitalistas, a los grandes sectores corporativos privados, que conforman oligopolios que definen los precios a su antojo, alimentando el mercado negro, sirviéndose de las cotizaciones web, y fugando divisas a través del sistema financiero (las pobres cucarachitas banqueras).

Adicionalmente, se desmonta el sistema estatal de distribución de alimentos, se le entregan los locales de Pdval a los privados que camuflajean sus negocios en las tiendas clap, que no son más que negocios particulares donde se distribuyen las mercancías de los sectores corporativos privados, esos que ya dijimos, reciben las divisas que el Estado otorga.

Se comienza la fiscalización de los mercados municipales para que se porten bien.

Se extienden las ferias del campo soberano, que venden las verduras y varios rubros que no vienen en la caja clap.

Se extienden los beneficiarios de las cajas clap y hogares de la patria. Esto es, mejorar la frecuencia de entrega de la caja, llevarla a cada 15 días; y aumentar el bono mensual de hogares de la patria, incluidos parto humanizado y personas con alguna discapacidad.

Si resumimos la corrida en frío tenemos que una familia protegida tendrá un bono mensual de hogares de la patria; si tiene una persona embarazada o una persona con alguna discapacidad, un pensionado, el ingreso es mayor. Además, todo esto es adicional al ingreso por los trabajos formales o no, que tengan los integrantes de ese hogar.

Esa familia tendrá un ingreso por encima de lo que proporcionan sus trabajos pero además tendrá una caja de clap cada 15 días. Tal vez cuenten con una feria del campo soberano, un mercado municipal y una tienda clap cercana para comprar la comida y otros insumos necesarios.

Ese es el sistema de protección, luego del anuncio de los nuevos montos se podría poner números a este sistema.

Es decir, el modelo que se nos propone parte de la buena voluntad de los privados a los cuales estamos entregando las divisas, la producción y la distribución de alimentos e insumos. La mala noticia es que a pesar de que todos van al diálogo, los precios siguen subiendo, y vuelven sal y agua el sistema de protección del gobierno, los bonos de hogares de la patria, parto humanizado, a los pensionados, los que den por cada efeméride mensual, el salario, cesta ticket, etc., todo eso, no alcanza.

Esa es la realidad, una cosa es que se valore el esfuerzo del gobierno en establecer ese sistema de protección, y otra es pretender que ese esfuerzo sea suficiente.

La solución no es contemporizar, dialogar, creer, en los privados, la solución es enfrentarlos. Ya lo hemos propuesto y lo repetimos, hay que detener la transferencia de la renta petrolera a los sectores privados e iniciar con el concurso real del poder popular la recuperación económica.

¿Hay sectores del gobierno beneficiándose de la situación y por tanto, no pueden atentar contra la comunión de intereses que ahora tienen con el resto de la economía privada?

El discurso de estímulo y apoyo al poder popular es pura retórica que no pasa de trasegar un poco de renta petrolera a experiencias aisladas (en el mejor de los casos, porque hay otros a los que persiguen).

Es duro decirlo, muchos chavistas entraron en una especie de estado de negación que los evada de la cruda realidad, pero llegó la hora de analizar, de organizarse y exigir.

La discusión profunda, seria, descarnada, debe sustituir –como decía Roque Dalton- la promiscuidad ideológica que nos proponen.

¿Vamos al Socialismo o vamos a validar en lo político lo que en lo económico sucede hace rato?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top