skip to Main Content
Lo Que Se Dice 2

EDITORIAL: LO QUE SE DICE Y LO QUE SE HACE

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Es coherente la dirigencia? ¿Actúan de acuerdo a lo que dicen? ¿Refrenda la realidad a la retórica?

La preocupación del pueblo pobre es que la situación económica mejore, eso es incuestionable. No obstante, la dirigencia continúa con su ambigüedad ideológica. En la mañana nos hablan del diálogo y la reconciliación con el sector privado en una expo feria potencia, y por la tarde nos dicen que en honor a los mártires de la revolución derrotaremos a los enemigos del pueblo. Cuál es la verdad sólo se puede determinar en la realidad.

Veamos el encendido discurso del Presidente Maduro en la clausura del congreso ideológico de la clase obrera, allí el presidente mostró una vehemencia distante de la ecuanimidad que reinó en el encuentro con “las pequeñas cucarachitas financieras” de la banca, y no hablemos del encuentro con las comunas y el comunero Junior Mejías.

“Creo que las crisis nos obligan a cambiar, a ser mejores, a deslastrarnos de muchos vicios, a deslastrarnos de muchos pesos que hay por ahí.” Dijo el Presidente Maduro, nosotros nos preguntamos cuáles serán esos pesos, al parecer continúan pesando en las decisiones.

Luego se refirió al socialismo que no se menciona en ciertos actos, dijo:

“Sin lugar a duda, para construir el socialismo en lo económico es vital la clase obrera como clase obrera productiva, consciente, con el poder en sus manos, para demostrar lo que debemos demostrar desde Venezuela. Venezuela ha sido un territorio para demostrar grandes verdades durante siglos. Cuando hace 200 años muchos aconsejaban: no, para qué vamos a romper con el imperio español, si el rey de España lo nombra Dios, si el rey de España es el representante de dios en la tierra, decían. Era la base ideológica de la dominación colonial. En Venezuela, Bolívar, José Félix Ribas dijeron: que rey de España, y que rey de España pal carajo chico. Aquí lo que tenemos es pueblo, y en Venezuela el soberano es el pueblo no el rey de España, 200 años hace, lo dijo el pueblo de Venezuela, y Venezuela va a ser irremediablemente libre e independiente, y lo logramos. Pero compañeros, ustedes no saben la fuerza ideológica que tenía la dominación colonial, y para romper esa dominación ideológica, tuvo que existir un Bolívar hecho pueblo, armas en las manos, y quebrar la dominación ideológica, desde aquí, desde esta tierra.

(…) El reto de hoy es el mismo, romper las cadenas de la dominación capitalista que pesa sobre nuestra práctica, nuestra vida social, nuestra forma de pensar, romper las cadenas de la dominación imperialista.”

Romper las cadenas de la dominación capitalista, estamos de acuerdo con el Presidente, sólo que para lograrlo es necesaria una práctica consustancial con esa meta.

También se refirió el Presidente a la necesidad de integrar los CPT (Consejos Productivos de trabajadores, clap y comunas) de acuerdo con las conclusiones y propuestas del congreso ideológico:

“Yo asumo, apruebo, en toda su totalidad y asumo como líneas del gobierno nacional para la etapa del nuevo comienzo todas las propuestas trabajadas y elaboradas por el congreso ideológico de la clase obrera. Todas y cada una son líneas obligatorias de cumplimiento para todos los ministros, para todas las ministras, para todo el gobierno.

Segundo, estoy de acuerdo con unir en una línea de confluencia los consejos productivos de trabajadores (son 720), los Clap y las comunas, estoy de acuerdo (…) que se instale lo más pronto posible un Estado Mayor conjunto de los CPT, de los Clap y de las comunas a nivel nacional que dicte las políticas de abajo hacia arriba, de la recuperación económica, de la protección y seguridad social y de los pasos de la revolución económica.”

Pareciera un camino a seguir para superar la realidad económica adversa, sin embargo, las estructuras que se quiere integrar no tienen una estructura nacional que les permita integrar a los trabajadores, a los consejos comunales (que se ocupan de los clap) y las comunas. Se sigue cometiendo el mismo error ideológico de estimular la fragmentación de los esfuerzos, disipar la energía social en unidades aisladas para poder controlarlas.

Cerramos las citas presidenciales con su afirmación encendida aparentemente en contra del capitalismo:

“Porque cuando digo un nuevo comienzo, cuando digo recuperación, cuando digo crecimiento, digo revolución, yo no estoy hablando de otra cosa, no estoy hablando de mejorar el capitalismo, de acomodar el capitalismo, estoy hablando de hacer la revolución socialista productiva del siglo XXI venezolano, de eso es lo que estoy comprometido, ese es el mandato que ustedes me dieron hace un mes, es lo que debemos hacer revolución, revolución, revolución.

Vicepresidente (se refiere a tareck el aisami, vicepresidente económico) yo no estoy hablando de acomodar al capitalismo, estoy hablando de transformar el capitalismo ladrón, el capitalismo neoliberal, en un modelo productivo humanista, cristiano, socialista, productivo, altamente productivo, construir lo nuevo, eso es lo que estoy hablando, no acomodar, este capitalismo no tiene acomodo, está podrido, y ese viejo zombie tenemos que enterrarlo bien hondo, en la fosa de la historia, y que surja definitivamente un nuevo modelo.”

Todo muy motivador, sin embargo, las medidas concretas que se han tomado son justamente para que el capitalismo se porte bien. El plan de fijar el precio a 50 rubros llamados básicos, es claramente un intento laxo de regular al capitalismo, por ahí jamás lo vamos a superar. Se captura a las llamadas mafias que trafican con los puntos del venta, pero los precios siguen siendo los que padecemos, se captura a los capitalistas ladrones que llaman mafias, y a los patriotas comerciantes que obligados por la guerra económica suben los precios se les invita a seguir adelante con honestidad.

Por otro lado el DICOM se convirtió en unas siglas que no indican nada, se rumora que la tasa DICOM es de 80 mil bolívares por dólar, sin embargo, en Italcambio es de 2 millones 200 mil bolívares por dólar. Sin anunciar nada, se permite una devaluación que nada tiene que ver con proteger la moneda como nos dicen, o con combatir a las páginas que sustituyeron de facto al Banco Central de Venezuela (BCV) respecto a la fijación de la tasa de cambio.

¿Quién puede saber hoy en Venezuela con arreglo a qué se fija la tasa de cambio? ¿Cuál es la tasa de cambio que usan por ejemplo PDVSA y el BCV?

Lo repetimos una vez más, sin cortar el flujo de divisas al sector privado para acometer la tarea de planificar integralmente la economía, no es posible superar el capitalismo ladrón ni el que no es ladrón para el gobierno.

Ese estado mayor debería ser más bien una Confederación Nacional del Poder Popular, que integre de verdad, conformada por la Federación Nacional Comunal (voceros de consejos comunales y comunas parroquiales, municipales, estadales y nacionales), la Federación Nacional de los trabajadores y trabajadoras (voceros por cada unidad productiva, rama de la economía, incluyendo las unidades de apoyo o administrativas, hasta alcanzar las vocerías nacionales por rama que conformen la federación nacional); y la Federación Nacional de la Defensa Integral de la Nación (integrada por los voceros que expresan la unidad cívico-militar).

Así el poder social del pueblo no sería atomizado, ni utilizado para repartir cauchos, baterías, cajas clap, sino para planificar integralmente la economía y garantizar la satisfacción de las  necesidades sociales reales sin depender de empresarios buenos como los de fedeindustrias, ni malucos como los de fedecamaras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top