skip to Main Content
EN LA CRISIS SE VALE TODO MENOS VOLVER AL SOCIALISMO 2

EDITORIAL: EN LA CRISIS SE VALE TODO MENOS VOLVER AL SOCIALISMO

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Seguimos ideas, principios, valores o personas que los abandonan? ¿Chávez aró en el mar o seremos dignos depositarios de su legado?

El deterioro sigue su curso incólume, es tan evidente que desde la elegancia o el desespero ya hay voces nacionales que lo gritan, desde la consecuencia de Luis Brito García, pasando por José Vicente Rangel, Eleazar Díaz Rangel, Earle Herrera, Roberto Malaver, hasta las dignas posiciones de Julio Escalona, lo cierto es que pocos argumentos tienen ya los que tratan de contener la realidad, los que acuden a las agresiones externas, “al enemigo externo” que era el mismo argumento de Bush Jr. en su momento para justificar el bombardeo de todos “los oscuros rincones del mundo” que atacó. A los negadores de la realidad les recomendaríamos una buena terapia con profesionales de la psicología de excelente calidad humana y alto grado de especialización que todavía abnegadamente se encuentran en el país, pero comprendemos que actúan con arreglo a sus intereses, y al convertirse en personificación del capital, no hay Freud o Jung que valga.

Lo cierto es que la crisis es asumida por la dirigencia como si el compromiso de los chavistas, de los revolucionarios, civiles y militares es con ellos y no con la Revolución Bolivariana y el legado fundamental de su fundador, el Comandante Hugo Chávez, la esencia de ese legado es el Socialismo.

Para quienes dirigen el Estado y el Gobierno el Socialismo se convirtió en un adorno de las 6 líneas del nuevo comienzo, al cual ahora hipócritamente le agregaron una séptima línea “amortiguadora de la realidad” referida a los servicios públicos, algún asesor les habrá dicho que hay que generar la sensación de que se preocupan por algo, por aquello de la mujer del César. Así, vemos como en la capital se destruyen de nuevo las aceras, para hacer nuevas. La vicepresidenta fue a la hidrológica que surte del vital líquido a la capital y descubrió que allí luchan contra la ley de la gravedad para llevar el agua a Caracas.

Los anuncios del plan 50 serían sólo 15 pero no el sábado 07 de julio pasado como había dicho el viajero Presidente de la República que visitó a su nuevo mejor amigo turco. Y mientras se acuerdan de acordar los precios, estos no esperan a nadie,  y siguen subiendo.

En el gobierno, los dirigentes, no conocen la palabra austeridad, la elocuencia del ejemplo no los preocupa, creen que todo es asunto de dinero, que aumentando los bonos a la población y los salarios a los militares unos y otros seguirán inermes la marcha del abandono del Socialismo. Se equivocan, Chávez no aró en el mar, la conciencia que sembró y que se revuelve entre la disciplina y la realidad busca los caminos para expresarse.

Los revolucionarios, los chavistas, los preocupados por esta situación no podemos seguir siendo presa del pragmatismo que nos imponen, sobre esto reflexionaba el Che Guevara con los trabajadores del Ministerio de Industria que dirigía en una reunión bimestral, esto les decía:

“Hay una cuestión que tenemos que entender, nosotros no podemos ser hijos de la práctica absoluta, hay una teoría. Que nosotros tengamos algunas fallas, algunos motivos de discusión de algunos de los aspectos de la teoría, bueno, pues perfecto, para poder hacer eso hay que conocer aunque sea un poquito de teoría. Ahora, inventar la teoría totalmente a base de la acción, solamente eso, es un disparate, con eso no se llega a nada… Pero hay cierta pereza mental para entrarle en el fondo al problema y para saber qué es lo que estamos haciendo y tratar de encontrarle el por qué. Hay excesiva disciplina en seguir la línea y falta de una disciplina consciente de buscar los por qué, hay que estudiar todos esos asuntos de la construcción del socialismo, de los problemas que plantea la construcción del socialismo, los problemas de la construcción del hombre hay que estudiarlos.”

Nosotros debemos reflexionar y estudiar por qué se abandonó el Socialismo, qué intereses se ocultan detrás de la insistencia en acordar todo con los empresarios privados de espaldas al pueblo y sus necesidades vitales, por qué la industria petrolera es desprestigiada y negociado su potencial con transnacionales. Es necesario dilucidar el mapa ideológico de la revolución, definir con claridad las posiciones y proyectos en pugna.

El pueblo humilde tiene la posibilidad y la urgencia de organizarse, no para repartir las migajas que caigan de la mesa, sino para edificar la sociedad socialista. Esa sociedad comenzamos a construirla con Chávez, asumíamos tareas sociales que estimulaban la conciencia social para la construcción concreta, no era construir conciencia con riquezas sino crear riqueza a partir de la conciencia, riqueza espiritual y material para todos.

Esa construcción hay que retomarla desde una poderosa organización nacional del pueblo, hay que persistir, desde cada sector, parroquia, municipio y estado del país, buscar los consejos comunales y fortalecerlos, establecer un cronograma de conformación de la estructura de voceros hasta llegar al nivel nacional. Esa estructura nacional convocará el Congreso Nacional de la Confederación del Poder Popular para discutir sus estatutos y programa. Ese será el inicio de la rectificación del rumbo, hemos comenzado a transitar ese camino, siguen sumándose compañeros.

El Socialismo, el legado del Comandante, no se perderá en nuestras manos.

Es el Socialismo o la Nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top