skip to Main Content
LAS CONFESIONES DEL VICEPRESIDENTE ECONÓMICO 2

EDITORIAL: LAS CONFESIONES DEL VICEPRESIDENTE ECONÓMICO

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Cómo asimilar las improvisaciones en la economía? ¿Cómo asimilar la subordinación a China? ¿Si no hay divisas y hay bloqueo qué hacen los empresarios con las divisas que les entrega el gobierno?

Con cada declaración de los voceros del gobierno todo se hace más comprensible, la realidad cotidiana es consecuencia de las malas decisiones que se toman, y esas malas decisiones tienen un sustento ideológico muy claro pero que hay que analizar.

El Comandante Chávez siempre dedicó espacio privilegiado a la batalla ideológica, invitaba al estudio, a la crítica, a la reflexión para aclarar el rumbo. En tal sentido, se hace necesario exponer la posición ideológica del gobierno, desplegada en la intervención del Vicepresidente Económico en el taller sobre economía con los chinos.

En primer termino, se establece el rumbo, el signo ideológico de lo que se pretende, y ese rumbo no es el socialismo, es la reforma y la apertura, esto dice el Vicepresidente Económico:

“Quiero comenzar mi intervención agradeciéndole a la delegación china, muy especialmente al departamento de investigación, que ha venido para compartir la experiencia de lo que ustedes llaman reforma y apertura. Hemos tomado nota de la extraordinaria experiencia que ha tenido China para superar las adversidades, si cambiamos en toda la intervención el nombre de la República Popular de China y ponemos Venezuela, pareciese que estuviésemos hablando de la Venezuela del 2017, del 2018. Es muy similar lo que ocurrió en China y lo que viene ocurriendo hoy en día en Venezuela, con la ventaja que en Venezuela contamos con China que ya tiene 40 años de ventaja, ya transitó por estos caminos, para nosotros acortar la posibilidad de lograr los macroequilibrios.”

Más claro no canta un gallo, se asimila nuestro proceso al chino. Cosas del reformismo, cuando encuentra un camino capitalista que disfrazar de socialismo no hay contextos diferentes, todo coincide de manera perfecta para ellos.

Acto seguido, el vicepresidente de la economía intenta dar ribetes de seriedad y manejo técnico de las variables económicas, en medio de la sumisión ante los acreedores chinos dice:

“Hemos tomado nota sobre cómo mantener la estabilidad macroeconómica, hay 4 objetivos centrales: 

1. Controlar la moneda para evitar la inflación. 

2. Recuperar el orden y aumentar la producción, sin producción evidentemente es imposible contener la inflación, y además la satisfacción del mercado local.  

3. Mantener el balance relativo de la oferta y la demanda, para que la escasez no sea un factor que provoque la inflación.

4. Mantener un gasto fiscal disciplinado, equilibrado, que los egresos no superen los ingresos.”

Impresiona que después de dos meses de ejecución del programa de recuperación del cual es responsable el vicepresidente económico, se continúe hablando de generalidades que no tienen ninguna expresión en la vida concreta del país y sus habitantes. La retórica pseudo técnica sirve para distraer incautos que empiezan a analizar los 4 objetivos de Perogrullo que esconden el fondo del asunto.

La realidad de todo está expresada claramente por el vicepresidente económico cuando expresa la política que implementan, aquí la expone claramente:

“Ahora, sí quisiéramos ahondar, quizás con más calma y que le facilitemos a los traductores la posibilidad, sobre todo de los términos técnicos, ahondar en la política cambiaria. Inclusive ustedes han tomado nota de que uno de los temas que el Presidente Maduro ha colocado durante su visita reciente es el control de cambio y la política cambiaria, sigue siendo para nosotros un desafío, quizás lo demás depende en gran medida de políticas internas, emisión de dinero respaldado, no inorgánico; producción, depende de nosotros, el gasto fiscal depende de nosotros, la política tributaria depende de nosotros. Lo que parece independiente a la posibilidad del control estatal o gubernamental es la política de cambio o política cambiaria. Algunos pudiesen decir, la escasez de divisas… puede que sea uno de los causantes pero a la luz de los acontecimientos que hoy lleva el programa de recuperación económica ¡no es así! Hemos inyectado divisas directas a los sectores productivos de la economía real, a la agroindustria, a las grandes empresas, a las cadenas de comercialización, para que tengan la oportunidad de hacerse de divisas que no sean del mercado especulativo y aún así hemos tenido tasas cambiarias, marcadores de tasas cambiarias que terminan siendo las que regulan el mercado. Entonces quisiéramos volver a insistir, digamos, no sé si sea ahora o más adelante… ¿cuáles serían las medidas específicas para lograr un equilibrio en la política cambiaria, qué más hacer además de lo que ya tenemos internamente porque las divisas las estamos orientando, en esta fase, las estamos entregando directamente al sector económico productivo, y además tenemos un mecanismo de subasta donde todas aquellas empresas que de alguna manera no son beneficiadas por la política de venta directa de divisas del Estado puedan también adquirirlo a través de otro mecanismo vía subasta, aquí lo llamamos DICOM, que son divisas complementarias, es decir, que sigue siendo para nosotros el tema cambiario el gran distorsionador de los equilibrios macroeconómicos”.

Lo que expone el vicepresidente de la economía demuestra que el fracaso de la política fiscal, monetaria, cambiaria, el descenso en la producción petrolera, todo es responsabilidad del gobierno, dado que como afirma depende de ellos, eso hay que decirlo aunque a algunos compañeros no les guste ni acepten contradicciones.

Y hay que aclarar además que la política cambiaria sí depende del gobierno, que como el mismo Tarek afirma le asigna directamente las divisas a los empresarios privados, queda claro de pasada que el DICOM es para los que quedan por fuera de la repartición importante, esa que se hace directamente vaya usted a saber bajo cuáles premisas legales.

Las divisas no son escasas, lo dice el que las reparte, lo que ocurre es que se las entregan a los empresarios, y luego no entienden por qué sigue el mercado negro o ilegal. El vicepresidente económico “no sabe” que el mercado ilegal es alimentado por esas mismas divisas que entrega el Estado, y le pregunta a los chinos qué hacer.

Necesitamos urgente una organización nacional del poder popular, una Confederación Nacional del Poder Popular, que sea capaz de asumir lo que el Estado rehúye, enfrentarse a los empresarios responsables de la guerra económica para derrotarlos defendiendo los intereses del pueblo sin temor y sin arrodillarse.

Es Socialismo o la Nada.

Sin Socialismo no hay Patria.

La continuidad de la Revolución es la Confederación. 

FUENTES:

Intervención del Vicepresidente Económico en el taller sobre economía con los chinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top