skip to Main Content
EL RUMBO A LA CONFEDERACIÓN

EDITORIAL: EL RUMBO A LA CONFEDERACIÓN

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿El reflujo es tan grande como para evitar el surgimiento de una respuesta realmente popular a esta situación? ¿El liderazgo socialista murió con Chávez o existen reservas en el pueblo chavista?

Del trabajo realizado con la Cátedra Che Guevara – Venezuela hemos tenido la oportunidad de entrar en contacto con diversas experiencias organizativas en el seno del movimiento popular chavista, en todas encontramos similitudes en cuanto a la indiferencia del Estado y a la necesidad de confluir en un esfuerzo común, orgánico, que permita incidir de manera decisiva en la situación compleja que vivimos y rectificar el rumbo, volver a la senda de Chávez.

La síntesis de esta experiencia es la propuesta de la Confederación Nacional del Poder Popular, que hemos venido amasando en lo teórico y en la práctica. Ya comienzan a manifestarse algunos compañeros que iniciaron el camino de construcción de la Federación Comunal del Poder Popular, que junto a la Federación de Trabajadores y Trabajadoras y la Federación de Defensa Integral de la Nación, integrarán una poderosa Confederación Nacional capaz de poner al Estado al servicio del pueblo enfrentando en la ideología y en la práctica las veleidades pequeño burguesas y los embates de la oligarquía (la vieja y la emergente).

El momento político actual demanda superar la desmoralización, el conformismo, la resignación que ya comienza a manifestarse en algunos compañeros consecuentes con el rumbo al socialismo. No se puede ocultar la realidad ni desconocer las razones que justifican el reflujo, pero las ideas cuando se apoderan de las masas dejan de ser una quimera, son realidad objetiva como decía Marx y repetía el Comandante Chávez. Tenemos las ideas correctas y justas de nuestro lado, nos asiste la defensa del legado de Chávez, por lo que dio la vida, a todos nos estremece pensar que todo eso desaparezca ante nuestros ojos, por eso debemos actuar en consecuencia y organizarnos.

La Confederación Nacional del Poder Popular no será una organización hueca, es necesario que sea una organización real, donde cada compañero a cada nivel cumpla con su compromiso y responsabilidad. La Confederación no será una nueva fuente de privilegios, no será trampolín para escalar posiciones en el Estado que permitan olvidarse del pasado militante para incorporarse al disfrute de las prebendas.

La Confederación ha iniciado su construcción, pronto se hará realidad una Federación Municipal del Poder Popular en los andes venezolanos, con el concurso del pueblo campesino, las mujeres, los jóvenes, el pueblo en general agrupado en Consejos Comunales y Comunas que eligen sus delegados por territorios hasta llegar a los delegados parroquiales y Municipales. Los delegados siguen viviendo donde viven, trabajando en lo que trabajan, y orgánicamente se reúnen con los compañeros de los consejos comunales y comunas que los eligieron para enfrentar problemas concretos como el del gas, pero también para estudiar los discursos de Chávez acerca del poder popular.

Mientras la experiencia se extiende por cada territorio del municipio, se organiza el censo en cada territorio, que permitirá diseñar el plan que la Federación Comunal del Poder Popular discutirá con el Alcalde y sus directores. El Estado representado en la alcaldía atendiendo de manera real las necesidades del pueblo organizado sin subordinarlo a la burocracia, esta es la manera mediante la cual se crearán luego la instancia estadal y nacional. La Federación Comunal debe tener una instancia estadal y otra Nacional, estará organizada a partir de los territorios, los consejos comunales y comunas que hacen vida en esos territorios, pero además alrededor de los medios de producción y actividades económicas presentes.

Del mismo modo como en los andes venezolanos avanza la construcción de la Federación Comunal, con el concurso de trabajadores, trabajadores, sindicatos y pescadores, se inicia la construcción de la Federación Nacional de Trabajadores y Trabajadoras. El proceso es lento, lleno de sinsabores, resistencias a la necesidad de organizarse, pero va en marcha. Ya existen los Comités de Pescadores que hacen las veces de consejos comunales, se avanza en la conformación de la Federación de Pescadores que acompañará a las distintas federaciones que se formen en las diversas ramas de la economía, existen atisbos en el sector petrolero a pesar de las manipulaciones y distracciones de los actuales dirigentes sindicales del sector y las autoridades de turno.

Es necesario continuar, acelerar la marcha, construir la Confederación y juramentarla en un Congreso Nacional del Poder Popular que apruebe sus estatutos de funcionamiento y el programa mínimo de acción a coordinar con el Estado Venezolano para superar la crisis y retomar el rumbo al socialismo legado por Chávez.

No todo está dicho, la situación es difícil, pero este pueblo cuenta con el acervo histórico, político y cultural, necesarios para –una vez más- señalar el rumbo a la humanidad hacia su redención, podemos hacerlo.

Es Socialismo o la Nada

Sin Socialismo no hay Patria

La continuidad de la Revolución es la Confederación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top