skip to Main Content
A NUESTRO HERMANO JAVIER SALADO VILLACÍN 2

EDITORIAL: A NUESTRO HERMANO JAVIER SALADO VILLACÍN

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

Conocimos a Javier como generalmente se conoce a los combatientes cubanos, en una tarea internacionalista, portando los principios internacionalistas de la Revolución Cubana y su principalísimo dirigente: Fidel. Portando el internacionalismo cubano que va desde el combate armado como en Angola, donde Javier participó, pasando por las brigadas médicas, alfabetizadores, instructores deportivos, que llevan a los pobres de la tierra la expresión concreta del camino de la redención humana. Para nosotros el internacionalismo cubano tiene también una expresión de la cual Javier era portaestandarte: la difusión de las ideas del socialismo, de las ideas proletarias. Esa labor militante, que algunos tratan de manchar hablando de injerencia, es la labor en la que nos encontramos con Javier.

Nacía Ocean Sur, expresión del trabajo de Javier en el campo de las ideas, junto a David, un australiano troskysta que estudió en Estados Unidos, lo cual demuestra –así nos decía Javier en su momento- que en el campo de la izquierda, de la revolución es posible unirse alrededor de ideas justas y coherentes a pesar del signo ideológico concreto con el que nos identifiquemos. La unidad es tan importante como las ideas alrededor de las cuales se concreta.

Javier llegó a Venezuela a difundir la obra de Ernesto Che Guevara, y no desde los aspectos biográficos, sino a través de la publicación de textos inéditos como Los Apuntes Críticos a la Economía Política, texto fundamental para comprender la naturaleza de la lucha ideológica y el reto inconmensurable que constituye el plantearse una revolución socialista en países como los nuestros. En ese texto difundido por Ocean Sur en el año 2006, se recopilan las críticas del Che al Manual de Economía de la Academia de Ciencias de la URSS, es testimonio de la profecía cumplida 30 años después con el derrumbe de la URSS y el campo socialista. El Che estudió la economía política de la transición socialista, aún hoy está por completarse esa tarea que nos dejó, las dificultades actuales de la Revolución Bolivariana tienen mucho que ver con las categorías de la transición no estudiadas y no tomadas en cuenta, pero eso es harina de otro costal.

Conocimos por los libros publicados con el aporte de Javier las ideas del Che que hoy seguimos, supimos del Che estimulando el debate fraterno entre revolucionarios acerca de la economía política y la política económica de la transición al socialismo, también conocimos del Che lector de Hegel, del crítico de la NEP de Lenin, del poema de León Felipe sobre cortar una espiga al ritmo del sol con amor y con gracia, de la Planificación Central, del Trabajo Voluntario no como ejercicio filantrópico sino como herramienta para recrear las condiciones de trabajo que había que crear impulsando la conciencia. Conocimos del Plan de estudio y publicaciones que el Che le planteó a Armando Hart cuando éste ocupaba una alta responsabilidad en el Partido.

A Javier le debemos en gran medida la posibilidad de estudiar y conocer el pensamiento y la obra del Che, que va mucho más allá del ícono guerrillero de intachable moral. El pensamiento del Che fue reivindicado por Fidel en el llamado período de rectificación de errores y tendencias negativas, donde Fidel invita al estudio del pensamiento guevarista para combatir las distorsiones provenientes del uso de las herramientas melladas del capitalismo: el interés material directo como palanca para el desarrollo, por sólo mencionar un ejemplo. Para nosotros, las tareas del período de rectificación de errores que fueron interrumpidas por la caída de la URSS y el campo socialista aún conservan plena vigencia para toda experiencia revolucionaria en países como los nuestros.

De todos estos asuntos tenía plena conciencia Javier, quien sin buscar reconocimientos ni gloria, contribuyó a crear las condiciones para la difusión de estas ideas, que en Venezuela llegaron a ser abordados por el propio Comandante Chávez, por ejemplo cuando en el Aló Presidente No. 333 (14 de  junio de 2009) recomendó el libro al cual hicimos referencia, los Apuntes Críticos a la Economía Política, citemos a nuestro Comandante en honor a Javier y su labor:

“Hoy está de cumpleaños el guerrillero heroico, Ernesto Che Guevara, rendimos tributo a su memoria. Un día como hoy nació allá en Argentina el Che Guevara. ¿Saben qué libro del Ché Guevara es extraordinario? Porque al Che Guevara la propaganda capitalista no sólo lo satanizó, sino que lo redujo en su verdadera dimensión, a nosotros nos enseñaron la historia de un Che Guevara bueno, un guerrillero solamente, lo cual ya es heroico. Pero mucho más que un guerrillero, un hombre de armas, el Che fue un hombre de ideas, de grandes ideas, un gran escritor, un gran trabajador, el Che era ministro en Cuba, y se la pasaba en las fábricas y se iba a los campos a cortar caña, con los trabajadores dando el ejemplo de lo que debe ser un verdadero socialista, haciendo trabajo voluntario, ese ejemplo hay que seguirlo, hay que hacer trabajo voluntario, no sólo llegar a inspeccionar, hay que ir a pegar bloques, agarrar una máquina, a cortar caña, a trabajar junto al pueblo, a los trabajadores, a arriar ganado, a ordeñar ganado, a ordeñar la vaca (…) Bueno, este libro yo lo recomiendo: Apuntes Críticos a la Economía Política de Ernesto Che Guevara. Es un libro extraordinario de obligada lectura en este tiempo para todo revolucionario, y más aún, para nosotros los que hemos levantado la bandera del Socialismo.”

Lamentablemente nuestro Comandante fue asesinado cuando, con las ideas del Che, se disponía a definir el rumbo económico, la base económica de la revolución bolivariana. Es lo que pensamos y compartíamos con Javier, quien además conoció la experiencia chilena muy de cerca, conoció a Miguel Enríquez, a Manuel Cabieses, y sabía de las dificultades propias de una revolución pacífica.

Terminamos estas líneas simplemente extrañando a nuestro amigo, agradeciendo la presencia por estos días junto a nosotros de Beatriz Santamaría, sobrina de los míticos Haydeé y Abel, nuestra no menos querida Betty, compañera de Javier, con ambos también llevamos adelante la sistemática lucha por la libertad de los Cinco Héroes, Betty (muchos no lo saben) acompañó directamente y estimuló la fortaleza psicológica de los familiares de los Cinco, perdóname Betty por decirlo, esa batalla ganada por Fidel contó con el apoyo solidario de millones de personas alrededor del mundo, pero también contó con el concurso de los modestos esfuerzos y aportes de compañeros como Betty y Javier.

También compartimos con Javier lo cotidiano, aquí y en su amada Cuba, conocimos a su Lora, hicimos congrí aquí en Caracas, recorrimos algunos lugares en el vw como él llamaba al escarabajo que todavía hoy conservamos, en fin, compartimos lo hermosa que es la vida dedicada a la lucha.

En nombre del pueblo humilde de Venezuela, al que pertenecemos, queremos honrar hoy la memoria de un compañero comprometido con las mejores causas humanas, que dedicó sus años de constructor al impulso de las ideas del socialismo, a su edificación, eso en el mundo de hoy merece todo nuestro respeto y compromiso de continuar por esa misma senda.

¡Hasta la Victoria siempre Javier!

¡Venceremos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top