skip to Main Content
CALLAR NO ES UNA OPCIÓN

EDITORIAL: CALLAR NO ES UNA OPCIÓN

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿A tres meses del inicio del programa económico alguien duda de su fracaso? ¿Diálogo otra vez? ¿qué hay detrás del diálogo con los mismos que denuncian como causantes de la crisis?

En la Venezuela de hoy no se habla de la causa de los fenómenos, muchas veces ni siquiera de sus manifestaciones externas, de los efectos, de las consecuencias. Sin embargo, dichos fenómenos son sociales y, por tanto, es necesario analizarlos con crudeza dado que nos afectan a todos.

Toda la desconexión reinante, la fragmentación de la realidad, impiden las soluciones reales, permanentes a los problemas. Así vemos como la incoherencia campea, la falta de rigor y la improvisación son los valores que se profesan, y como corolario el egoísmo.

Este sistema de valores retrógrado se impone en el tiempo y en el espacio, ahora lo importante es correr tras el dinero (tras los pesos, dólares, euros que sustituyen al bolívar), las metas son individuales. La actual dirigencia tiene el nada alentador mérito de diluir la energía social en el esfuerzo individual aislado, ya no hay objetivos comunes, la sociedad está escindida de sí misma.

El pueblo chavista se debate entre la realidad y la esperanza, entre la lealtad y la culpa. Intuyen pero se paralizan, se quejan desde la añoranza, justifican para negar el dolor. Sin embargo, la realidad cada día más obliga a despertar, a actuar desde las convicciones que otrora eran lo fundamental y hoy yacen sepultadas en el sálvese quien pueda.

Cada uno a su manera intuye que el camino de Chávez no tiene nada que ver con esto que sucede actualmente, donde nos obligan a buscar salidas individuales, que además son en detrimento del prójimo, todo el mundo ahora es vendedor de algo, en los estados de whatsapp, y por todas las vías posibles se comercia para tener un ingreso que permita al menos tener la percepción de que se está enfrentando la hiperinflación, ya no importan las causas, lo importante es resolver.

A cada nivel sucede lo mismo, los nuevos ricos compran abastos bicentenario y ponen tiendas clap para vender agua perrier saborizada que compran entre los mismos “camaradas, compatriotas” que acceden a divisas baratas (de esas que se supone no hay), otros venden carros chinos en dólares, pasaportes, y cualquier cosa que usted pida por esa boquita si tiene divisas para pagar. En otro nivel están los que revenden postura de gallina, “tetas” de aceite, café, leche y cualquier producto de las cajas clap.

Todavía queda gente que se molesta cuando se dicen estas cosas, son de esos que si no ven ellos mismos la expoliación descrita entonces no existe, lo que existe para ellos es la defensa etérea de la patria de la agresión imperial y de los lacayos internos, para ellos no hay contradicciones en el campo chavista porque reconocerlas es fracturar la unidad, una unidad que cada día se resquebraja producto de la carencia de contenido.

La solución a esta situación el gobierno está imposibilitado de ejecutarla, esa solución es detener inmediatamente el flujo de divisas a los sectores privados que alimentan el mercado ilegal y las cotizaciones vía páginas web, nacionalizar la banca y el comercio exterior, para ejercer un control real sobre las divisas que ingresan al país y destinarlas a las prioridades reales del pueblo y la nación. Estas medidas no puede aplicarlas el gobierno porque sus intereses económicos comulgan con los del capitalismo nacional y foráneo, el diálogo que hoy convocan es expresión clara de esa comunión de intereses. Mientras los ingenuos reclaman que se cumplan los precios acordados, mientras victimizan al gobierno y culpan a los empresarios, el gobierno pacta descaradamente y entrega lo logrado por Chávez y el pueblo: PDVSA, el Arco Minero, los Hoteles Venetur, Abastos Bicentenario, PDVAL, Mercal. Además de lo que se negocia en las sombras (CANTV, Movilnet, etc). La supuesta ineptitud es un plan, la ineptitud hasta condescendencia genera, muchos dicen que el Presidente Maduro quiere resolverlo todo pero los que lo rodean no lo permiten, son infiltrados, etc., sin embargo, el propio Maduro explica como entregó en el primer mes de programa económico 10 mil millones de bolívares soberanos y 400 millones de dólares a los empresarios, para hoy 3 meses después del gran programa de recuperación hablar de factores de corrección, como si la realidad de la gente humilde cabe en frases acartonadas.

Ya no hay excusas, pasaron los 3 meses, los 90 días, y la situación no mejora, al contrario, cada anuncio gubernamental es un sarcasmo que desconoce la gravedad de la situación. Ahorrar en petros para ir a Estambul, comprarse un apartamento, un carro. Las tablas salariales son las mejores de toda la historia, los beneficios consecuencia de las luchas históricas de los trabajadores no los quitaron sino que están “subsumidos” en el medio petro. Todo eso lo dicen mientras la gente padece toda clase de carencias para comer, vestirse, cuidar su salud.

El Estado debe ser dirigido por el pueblo, en sucesivos editoriales plantearemos nuestras propuestas de medidas urgentes para salir de esta situación, en la que estamos no por acción del imperialismo, sino por la claudicación ideológica de la actual dirigencia.

Es Socialismo o la Nada

Sin Socialismo no hay Patria

La continuidad de la Revolución es la Confederación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top