skip to Main Content
La Estrategia Adecuada Frente Al Imperialismo 2

EDITORIAL: LA ESTRATEGIA ADECUADA FRENTE AL IMPERIALISMO

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Cuál es la estrategia adecuada frente al imperialismo? ¿Tiene algo que ver la arremetida actual con la política petrolera? 

No oír las advertencias del Che y confiar en el imperialismo siempre demuestra ser un error estratégico. Se ha tratado desde el chiste y la superficialidad la autoproclamación de Guaidó, pero el imperialismo no juega, no da puntada sin dedal, y los dirigentes del gobierno hasta ahora han subestimado la situación desperdiciando tiempo valioso para educar al pueblo y rectificar el rumbo.

Podemos analizar por ejemplo la política petrolera. Se pensó, y lo repite el Presidente Maduro, que las negociaciones con capitales gringos son una manera de garantizar la paz, que una cosa son las empresas gringas y otra el gobierno de Trump. Así, se han concedido pozos petroleros en Occidente a los gringos, Sinovensa a los Chinos, Petromonagas a los Rusos. Todo a contracorriente de la Política de Plena Soberanía Petrolera impulsada por el Comandante Chávez, el resultado es que se ha debilitado al Estado Venezolano, lesionado su soberanía, ha mermado la operatividad de PDVSA, lo cual redunda en la pérdida de la capacidad de nuestro país de preservar nuestra autodeterminación en la geopolítica mundial. 

No se puede pensar que el apoyo Ruso y Chino es solidaridad, forma parte de la pugna intercapitalista de esos países con Estados Unidos, en la cual participamos como parte del botín que se llevará el ganador, los que negocian lo hacen con arreglo a sus intereses.

No se puede ser complaciente con el capitalismo sin consecuencias y el Gobierno del Presidente Maduro lo ha sido, pensando que era una manera de “negociar”.  Guaidó es mejor capitalista que el Gobierno, quiere entregar todo, no negociar a cuenta gotas y poner límites, por eso siempre será preferible para Estados Unidos Guaidó que Nicolás Maduro. Venezuela enfrenta esta situación dependiendo de China y Rusia, sin margen de maniobra propio. Esto ha quedado demostrado con el caso Citgo, donde son Rusia y Estados Unidos los que disputan el control sobre la empresa venezolana en suelo estadounidense, y Rusia lo hace porque cuenta con 49% de las acciones puestas en garantía por Venezuela por la emisión de bonos.

Comparemos la política petrolera del Presidente Nicolás Maduro y su gobierno con las medidas que hasta ahora ha propuesto Guaidó, el títere imperial:

Desde este espacio hemos caracterizado la política petrolera del Presidente Maduro como errada, vamos a resumir esa política:

Mientras los trabajadores petroleros intentan organizarse, el desmantelamiento de PDVSA ha avanzado por etapas.

Primero, se hizo una purga en la que pagaron justos y pecadores, lo cual determinó que nadie se opusiera al plan que asomaba ya en el horizonte y que la caída en la producción anunciaba.

Segundo, dado el deterioro operacional subsecuente se procedió a justificar las famosas inversiones, tan necesarias para algunos como el aire que respiran. Así, se exoneró de impuestos a las transnacionales a través del Decreto 3.569 publicado en la gaceta 41.452: “mediante el cual se exoneran del pago del Impuesto Sobre la Renta, los enriquecimientos de fuente territorial o extraterritorial obtenidos por Petróleos de Venezuela (PDVSA), empresas filiales y las empresas mixtas domiciliadas o no domiciliadas en la República Bolivariana de Venezuela, provenientes de las actividades de producción de hidrocarburos.”

Tercero, se entregaron pozos petroleros a empresas, en su mayoría, desconocidas; y los contratos no son de explotación sino de servicios, es decir, exonerados de pagar regalías e impuestos, a partir de estos contratos a empresas privadas nacionales y extranjeras PDVSA entrega sus equipos para las operaciones, y el privado obtendrá todo lo que logre extraer del pozo por encima de lo que solicita PDVSA en el contrato.

Cuarto, se otorgó a China el 9.9% de las acciones de PetroSinovensa (Empresa Mixta Petrolera) para que alcance 49.9% violando el Decreto 5.200 promulgado por Chávez el 26 de Febrero de 2007, donde se establece que PDVSA en ningún caso tendría menos del 60% de las acciones. En el caso de PetroMonagas donde PDVSA tenía el 70% de las acciones, se entregó a los rusos 19.9% de las acciones y como en el caso de PetroSinovensa PDVSA sólo quedó con 50.1 % de las acciones.

Pero ¿sobre qué bases se sostiene todo esto? 

Todo lo resumido, la entrega se ampara en el Decreto 3.368 que otorga suprapoderes al Ministro y Presidente de PDVSA Manuel Quevedo, y permitió incluso al constituyente David Paravisini afirmar en el diario El Universal en octubre de 2018:

“Estamos convencidos de que es necesario configurar una única empresa nacional que llamaremos tentativamente Corporación Venezolana de la Energía, que sustituya a la actual “sociedad anónima” petrolera Pdvsa. En tal sentido, el Decreto 3.368, de reciente aprobación, abre ese portón”. (1)

Todo lo expuesto constituye para nosotros la causa de la actual debilidad del Estado Venezolano para defenderse de la arremetida gringa, se entregó la capacidad operativa de PDVSA a manos privadas, los trabajadores son puestos a la orden de recursos humanos para que decidan si continúan trabajando con el privado dueño ahora de las operaciones o si renuncia. Así no se puede defender la soberanía, la autodeterminación e independencia no son sólo retórica para los foros multilaterales, hay que ejercerlas en el territorio, y es justamente lo que hemos entregado con la política petrolera ejecutada por el gobierno del Presidente Maduro, aunque suene duro aceptarlo, esa es la realidad.

Veamos ahora lo que plantea Guaidó en materia petrolera:

“Según una nota publicada por la calificadora de riesgo S&P Global Platts, entre los planes inmediatos del recién proclamado “gobierno de transición” aparece la renovación de la junta directiva de Citgo Petroleum Corporation, filial de PDVSA con capacidad operativa de 750 mil barriles diarios, equivalentes al 4% del total refinado en Estados Unidos.”

“Además de esto, añade S&P Global Platts, que Guaidó prevé la creación de “una nueva ley nacional de hidrocarburos que establezca términos fiscales y contractuales flexibles para proyectos adaptados a los precios del petróleo y al ciclo de inversión petrolera”.”

“En esta línea, según fuentes cercanas a Guaidó, el “gobierno paralelo” proyecta crear una nueva agencia de hidrocarburos “para ofrecer rondas de licitación de proyectos de gas natural y crudo convencional, pesado y extrapesado” en función de generar acuerdos ventajosos para transnacionales energéticas estadounidenses.” (2)

La política petrolera de Guaidó es clara, es diseñada de acuerdo a los intereses de Estados Unidos, nuestro país debe prepararse para defender su soberanía, no estamos en la época donde Chávez resolvía todo, esta vez es necesario participar y organizarse, señalar los errores estratégicos a riesgo de la incomprensión de los compañeros de causa y militancia.

Hay que cerrar filas, es cierto, pero alrededor de objetivos políticos claros, revolucionarios, que preserven lo conquistado con Chávez. Las medidas económicas necesarias no deben postergarse, al contrario, es el momento de tomarlas. 

Las medidas que proponemos son:

1. Detener la entrega de divisas que hace el Estado a los empresarios privados sin informar a qué tasa, en qué magnitud, ni la frecuencia con que se entregan.

2. Detener la devaluación del bolívar por vía del DICOM.

3. En la actual situación de amenaza las divisas con las que cuenta la República deben ser administradas por el Estado, dejar de trasegar divisas al sector privado es la única posibilidad de detener la hiperinflación que depaupera a los trabajadores y el pueblo en general. 

4. Los insumos para la producción del sector privado deben ser entregados por el Estado tasados en bolívares, y los empresarios deben entregar al Estado una cuota importante de la producción para que sea el Estado a través de la organización popular el que la distribuya.

5. Debe convocarse a los trabajadores petroleros al diseño de un plan de contingencia y prepararnos para dejar de enviar petróleo a Estados Unidos. Este plan debe incluir la racionalización del consumo de gasolina en el país y detener el contrabando.

6. La movilización popular debe ser alrededor de tareas concretas, la primera de todas, fijar los precios de acuerdo a la planificación del circuito económico que debe hacerse sin esperar un día más. Debe crearse una Dirección Nacional del Poder Popular que se incorpore al diseño y ejecución del plan económico, es el pueblo y no la banca o los empresarios quienes vamos a resolver esta situación.

7. La Dirección Nacional del Poder Popular debe surgir de los consejos comunales y comunas, desde los territorios donde hacen vida, lo que llaman el punto y círculo, desde allí seleccionar delegados por territorio, por parroquia, municipio y estado, hasta llegar a los delegados nacionales. 

El pueblo debe organizarse en el territorio, esa es la única garantía de éxito ante la arremetida imperial y también ante la arremetida económica que seguimos padeciendo.

FUENTES:

(1) Proponen crear Corporación Venezolana de la Energía. Diario El Universal. 21 de Octubre de 2018.

(2) TOMADO DE CUBADEBATE.CU 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top