skip to Main Content
Es Hora De Tomar Medidas Revolucionarias

EDITORIAL: ES HORA DE TOMAR MEDIDAS REVOLUCIONARIAS

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿Cuáles son las medidas necesarias en esta situación? ¿Seguiremos esperando y confiando en que el gobierno convencerá a los empresarios para que se porten bien?

La situación es delicada y compleja, sin embargo, tenemos manera de enfrentarla con éxito. Lo primero que hay que decir es que esta situación no plantea el falso dilema entre guerra o diálogo que algunos pretenden. Existen un conjunto de medidas revolucionarias que hay que tomar para avanzar, para incorporar al pueblo a gobernar de verdad y derrotar cualquier amenaza.

Se habla de la sabiduría del pueblo, de sus niveles de conciencia, llegó la hora de honrar esas aseveraciones con hechos. Llegó la hora de que el pueblo tome el control de su destino.

Hay que ir a las causas, a las raíces de los problemas, no es momento de titubeos, llegó la hora de actuar y resolver el conjunto de fenómenos que depauperan al pueblo, que disuelven los esfuerzos y traen como consecuencia la migración, la fragmentación de las familias, la deserción escolar, la mala alimentación de hombres, mujeres y niños, el deterioro de la salud.

El origen de la hiperinflación se encuentra en la asignación de divisas que hace el Estado a los empresarios privados, a los oligopolios que administran las divisas de la nación con total impunidad. El problema no es la escases o la abundancia de divisas, se trata de cómo se administran.

Veamos lo que dice el Vicepresidente Económico Tarek El Aisami al respecto:

“Algunos pudiesen decir, la escasez de divisas… puede que sea uno de los causantes pero a la luz de los acontecimientos que hoy lleva el programa de recuperación económica ¡no es así!”. 

“Hemos inyectado divisas directas a los sectores productivos de la economía real, a la agroindustria, a las grandes empresas, a las cadenas de comercialización, para que tengan la oportunidad de hacerse de divisas que no sean del mercado especulativo y aún así hemos tenido tasas cambiarias, marcadores de tasas cambiarias que terminan siendo las que regulan el mercado. Entonces quisiéramos volver a insistir, digamos, no sé si sea ahora o más adelante… ¿cuáles serían las medidas específicas para lograr un equilibrio en la política cambiaria, qué más hacer además de lo que ya tenemos internamente porque las divisas las estamos orientando, en esta fase, las estamos entregando directamente al sector económico productivo, y además tenemos un mecanismo de subasta donde todas aquellas empresas que de alguna manera no son beneficiadas por la política de venta directa de divisas del Estado puedan también adquirirlo a través de otro mecanismo vía subasta, aquí lo llamamos DICOM, que son divisas complementarias, es decir, que sigue siendo para nosotros el tema cambiario el gran distorsionador de los equilibrios macroeconómicos”. (1)

 Como vemos en boca del vicepresidente económico, existe una “política de venta directa de divisas del Estado”, nadie sabe a qué tasa, a quién, en qué cantidad y con qué frecuencia se entregan esas divisas, el propio El Aisami admite que el problema no es la escases de divisas, y parece que no sabe que con esas divisas los empresarios alimentan el mercado ilegal para cubrir sus costos en bolívares, para estimular el sistema de fijación de precios que expolia a los trabajadores y el pueblo en general, también importan algunos insumos sobrefacturando para “producir”, y fugan las divisas al exterior, o invierten así como Escotet en Panamá y España por ejemplo.

No se estabilizará el tipo de cambio compitiendo con las cotizaciones paralelas, devaluando desde el DICOM o autorizando “emprendimientos” como Interbanex. El mercado ilegal, las cotizaciones paralelas, la fijación de precios, dependen de la asignación de divisas que hace el Estado. La “política de venta directa de divisas del Estado” debe detenerse, al hacerlo será abatida la hiperinflación en poco tiempo, y se podrá planificar integralmente la economía con arreglo a las necesidades de la población.

Es urgente conformar una Dirección Nacional del Poder Popular que se incorpore a la Vicepresidencia Económica, el pueblo debe definir el uso de las divisas de la nación. Ya pasó la oportunidad de los “precios acordados”, no hay tiempo para continuar con el ensayo y error, el pueblo debe participar en la planificación de todo el circuito económico, el comercio exterior debe estar en manos del Estado y la contraloría del pueblo.

En medio de las circunstancias actuales es necesario tomar el control de las divisas del país para poder defender nuestra soberanía de manera efectiva, recuperar la operatividad de PDVSA, incorporar al pueblo a las tareas de reversión de la crisis económica, ese será el mejor disuasivo para el imperialismo.

Un pueblo en ofensiva barrerá a Guaidó y a sus jefes, pero también las veleidades que nos trajeron hasta esta situación que vivimos.

¡El pueblo organizado debe dirigir el Estado!

FUENTES:

(1) Intervención del Vicepresidente Económico en el Taller de Economía con la delegación China. Noviembre de 2018

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top