skip to Main Content
La Zona Económica Militar 2

EDITORIAL: LA ZONA ECONÓMICA MILITAR

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache

 

¿El Comercio Exterior debe asumirlo el Estado bajo control del pueblo, particulares o cualquier estamento de la sociedad (por ejemplo el militar)? ¿Por qué el bloqueo impone sus rigores al pueblo pobre y trabajador mientras que otros no lo padecen?

En el editorial anterior referíamos la importancia que tiene el Comercio Exterior de un país desde la perspectiva de Lenin como principal dirigente de la Revolución Rusa. En Venezuela este asunto cobra ribetes de urgencia dada la situación que vivimos.

Nuestro país depende del ingreso petrolero, a pesar de la retórica “postrestinsta” y del “desarrollo de las fuerzas productivas”, esa condición estructural está relacionada directamente, indisolublemente al comercio exterior. Es tan así, que en Venezuela es posible crear una clase social entregándole a particulares, por ejemplo, los contratos de importación de las cajas clap o la dotación de tanques de agua, de ahí la feroz pugna por el control del Estado, el cual constituye la posibilidad concreta de establecer cuál es el uso que se le otorga a los ingresos petroleros.

En el año 2010, el Comandante Chávez nos daba luces acerca de este asunto, caracterizaba a la oligarquía venezolana y la diferenciaba de la brasileña por el hecho cierto de que la primera dependía de las importaciones a través del usufructo de las divisas provenientes del ingreso petrolero y otorgadas por el Estado, mientras que la segunda (la burguesía brasileña) era una burguesía “productiva”, es decir, su proceso de acumulación proviene de la explotación del trabajo ajeno y de la puja por elevar la productividad de ese trabajo para lograr un lugar en mercado mundial. Veamos lo que dice Chávez:

“…Me estoy refiriendo al tema de la creación de una corporación de importación y exportación pero Estatal, bueno, para quitarle a la burguesía la hegemonía importadora. Nosotros parecemos pendejos, dándole los dólares a la burguesía, a la pequeña burguesía, y ellos importan, subfacturan, sobrefacturan, compran en el exterior cualquier cosa que valga un dólar y vienen acá y lo venden por cinco dólares y el equivalente en bolívares y además piden más de lo que realmente cuesta, eso es un factor común que hay que estar es luchando, pero es que es una cultura, eso está sembrado profundamente en los sectores de la burguesía nacional, que no es nacional, es más bien transnacionalizada, aquí nunca hubo burguesía nacional… aquí se creó un modelo capitalista transnacional, éramos una colonia, no es como Brasil que tiene una burguesía que produce y uno la ve (…) Ahora, entonces hoy firmé el decreto de creación de una corporación de importación y exportación, para ir desplazando la hegemonía de la burguesía en el manejo de los recursos que son de pueblo.”  (1)

En Venezuela el uso de las divisas es el origen de todo, es lo que determina nuestra estructura económica y social, define el carácter de la burguesía venezolana, y también del Estado. Las posiciones de clases se establecen a partir de la cercanía o lejanía que se tenga respecto a las divisas que otorga el Estado. Para que el Estado Venezolano atienda las necesidades del pueblo es necesario cortar el flujo de divisas a manos privadas, esto implica a la burguesía tradicional pero también a cualquier parcialidad o estamento de la sociedad.

Por eso no compartimos el anuncio hecho por el Comandante General de Ejército, a quien respetamos, cuando expresa vía twitter:

“Cumpliendo lineamientos del Pdte. CJ. @NicolasMaduro, seguimos fortaleciendo la Zona Económica Militar, firmando alianza estratégica con 5 empresas nacionales e internacionales, para brindar servicios logísticos de Importación y Exportación. Consolidando la Venezuela Potencia.”  (2)

La concepción del Comandante Chávez es la que compartimos, y tiene que ver con la necesidad de superar el confinamiento del movimiento popular a lo local, desde donde queda imposibilitado de luchar contra el Estado burgués que todavía tenemos, esto lo sabía Chávez y así lo expresaba:

“…Tenemos que ir marchando hacia la conformación de un estado comunal, y el viejo estado burgués, que todavía vive, que está vivito y coleando, tenemos que irlo desmontando progresivamente mientras vamos levantando al estado comunal, el estado socialista, el estado bolivariano; un estado que esté en condiciones y en capacidad de conducir una revolución”. (3)

Por eso consideramos imperativo, urgente, promover la fundación de una Confederación Nacional del Poder Popular que sea soporte y garante de que los intereses y necesidades del pueblo pobre y trabajador sean los que prevalezcan. La Confederación es síntesis del pensamiento de Chávez en su afán de “darle todo el poder al pueblo”, veamos otra cita:

“…Yo quiero, les pido que empiecen a organizar en cada estado, la Federación de los Consejos Comunales y los Alcaldes lo que tienen que hacer es estar subordinados a eso, empujando, ayudando y los Gobernadores donde haya (…) debemos trascender ahora lo local, y debemos crear, ir creando por Ley en primer lugar, una especie de confederación local, regional, nacional de Consejos Comunales. Tenemos que ir marchando hacia la conformación de un estado comunal (…) y éste sin duda, debe tener fuertes elementos geográficos que la unifican, fuertes elementos culturales que la unifican, fuertes elementos incluso antropológicos, históricos, humanos, muchas veces hasta étnicos (…)Ustedes elegirán quiénes van a ir a ese Consejo, será como un consejo de gobierno de ese espacio. Más adelante debemos marchar hacia una Confederación más amplia de Consejos Comunales hasta que abarquemos todo el país. No debe quedar en el futuro, ni un sólo espacio donde no funcione un Consejo Comunal, donde no haya una comunidad organizada(…) La explosión del poder comunal, los consejos comunales pero transcendiendo lo local (…) confederaciones de consejos comunales que vayan asumiendo cada día más poder, todo el poder para los soviet decían allá en la Rusia comenzado la revolución socialista, todo el poder para los consejos comunales, el poder para el pueblo y el primero de ellos el conocimiento, la organización…”(4)

La Confederación Nacional es un tejido social, resultado de la organización estratégica del pueblo de acuerdo a la relación con el trabajo, con los medios de producción, y también del territorio, será la posibilidad real de construcción de un Estado puesto al servicio de la revolución y el pueblo. Nacería así la Federación Nacional Comunal, la Federación de la Clase Obrera y la Federación para la Defensa Integral de la Nación, todas cohesionadas en una poderosa Confederación Nacional del Poder Popular.

La alianza con sectores privados por parte de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana lo que promueve es la contemporización entre el honor, los altos objetivos del sector castrense y el afán de lucro.

¡Ni un dólar más a la burguesía (ni la vieja, ni la nueva!

¡Todo el Poder para el pueblo!

¡La continuidad de la Revolución es la Confederación!

Fuentes:

(1) Alocución del Comandante Chávez realizada el 7 de Mayo de 2010.

(2) Tomado de la cuenta en Twitter del Comandante General del Ejército  

(3) Intervención durante acto de juramentación de nuevo Gabinete Ejecutivo Teatro Teresa Carreño, Caracas. Año 2007.

(4) Fragmento del Aló Presidente N° 263, 21/01/2007

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top