skip to Main Content
¿Quién Le Responde A Pascualina?

EDITORIAL: ¿QUIÉN LE RESPONDE A PASCUALINA?

Roberto Carlos Palacios / Cátedra Che Guevara – Venezuela

Correo Electrónico: revolucionomuerte.info@gmail.com

Twitter: @catedrache y @rom2021

Telegram: https://t.me/SocialismoenVenezuela

 

¿El gobierno nacional beneficia a las oligarquías o al pueblo que resiste el bloqueo? ¿Por qué el gobierno nacional ignora los planteamientos de Pascualina Curcio?

Pascualina Curcio es una consecuente venezolana, no la conocemos personalmente, pero la respetamos, hace años ya que escribe artículos, publica libros, participa en conferencias, foros, entrevistas en la radio, la prensa y la televisión. Investigadora acuciosa de la economía y profesora universitaria, la consideramos consecuente porque en todo el tiempo de su actividad pública ha mantenido una argumentación coherente.

No compartimos todos sus planteamientos pero la coherencia y el conocimiento puestos al servicio del pueblo merecen reconocimiento.

En su más reciente artículo: Descuento del encaje legal (1), Pascualina se hace  preguntas que todos los venezolanos que osamos vivir de nuestro trabajo deberíamos hacernos, y que además, el gobierno nacional debería responder. Veamos los planteamientos de Pascualina:

“Hace unos días, el BCV, ubicado en la Esquina de Carmelitas, anunció que, de aquí a un año, los bancos podrán descontar y disponer de 30 billones de bolívares semanalmente del dinero que se encuentra guardado por concepto de encaje legal, o sea 30 millones de millones (30.000.000.000.000 BsS). El objetivo, según la entidad, es reactivar la economía a través del crédito bancario, es decir, suponen que los bancos van a prestar ese dinero a sus clientes y éstos a su vez lo van a utilizar para producir. Para que tengamos una idea, 30 billones de bolívares equivalen al 15% de todo el dinero que actualmente circula en la economía (efectivo y depósitos bancarios).”

Impresionante, 30 billones de bolívares semanales a disposición de los banqueros, mientras los trabajadores y el pueblo en general no pueden reproducir su vida y la de sus familias con el salario, las pensiones o los bonos que les otorgan.

De ahí que Pascualina plantee interrogantes, veamos cuáles:

“La primera pregunta que debemos hacernos es ¿a quién se le otorgarán los créditos? Uno supone que es a las empresas privadas para que produzcan y se reactive la economía. ¿De verdad ustedes creen que las empresas aumentarán su producción en la situación actual en la que el poder adquisitivo del venezolano ha caído 98% desde agosto del 2018? La gente no tiene con qué comprar. El que produce plátanos o leche o tomates no va a aumentar su producción si nadie la demandará. Aunque quieran, no van a producir más de lo que ya producen. 

¿Qué hará ese empresario? Invertirá en un negocio más rentable. Con esos bolívares comprará divisas, sobre todo si tiene la expectativa que, de aquí al 6 de diciembre, aumentará en escalada el tipo de cambio como consecuencia de la arremetida imperial. Patrón histórico de comportamiento del dólar criminal.”

Entonces los 30 billones servirán, entre otras cosas, para comprar divisas. En este punto un lector incauto pensará que las divisas las comprarán en el mercado ilegal o paralelo, pero no, Pascualina nos da una pista de dónde cambiarán los bolívares por dólares o cualquier otra divisa convertible:

“La otra pregunta que debemos hacernos es a quién le comprarán las divisas con todos esos bolívares ¿Será una nueva subasta por parte del BCV como la que realizó la semana del 20 de agosto de 2020 para que las empresas “productivas” tuvieran acceso a divisas? Y surge otra interrogante, ¿de dónde salieron esas divisas que subastaron, porque según los voceros del BCV no han recibido sino 400 millones de dólares en lo que va de año consecuencia del bloqueo económico? ¿Cuántas se subastaron? ¿Si tenemos tan pocas divisas producto del bloqueo económico, por qué se las estamos dando a la burguesía?”

Incómodas las preguntas de Pascualina, y son también una evidencia clara de cómo el gobierno nacional beneficia a las oligarquías (la vieja y la nueva) en detrimento del pueblo, al cual mantienen engañado con medias verdades referidas al bloqueo y una opacidad generalizada.

El ejecutivo nacional gobierna para la desigualdad, profundiza las carencias materiales y también espirituales de la población, a la vez que afianza los privilegios de la burguesía a la que se suman.

Hay compañeros que se niegan a ver realidades como estas, a veces al reflexionar piden propuestas, y Pascualina las expone, examinemos lo que plantea:

“Distinto sería, entonces, que esos 30 billones/semana lleguen a la economía nacional a través del fortalecimiento de lo público y sean usados para aumentar el salario nominal de los trabajadores de la administración pública, las pensiones y las jubilaciones. Por esa vía sí se estimularía la producción nacional porque esos trabajadores podrían demandar más plátanos y leche y quienes los producen tendrían a quien venderle su mercancía antes de que se le descomponga. 

Distinto sería que esos 30 billones/semana se usen para financiar la producción de bienes y servicios públicos. Para el mantenimiento de los hospitales o la adquisición de medicamentos, o la inversión del sistema eléctrico o de transporte, de educación, o para la inversión en las empresas del Estado, etc. Para fortalecer lo público como debe ser en socialismo. Dinero que los venezolanos veríamos reflejados en mayor calidad de los servicios que presta el Estado. También se pudiesen destinar estos 30 billones/semana para apoyar la producción comunal o la que está en manos de los trabajadores. 

Dicen algunos que no hay dinero para aumentar los salarios porque el imperialismo nos tiene bloqueados, y nos preguntamos ¿hay bolívares para que la burguesía transnacionalizada acceda a créditos bancarios y pueda comprar las poquitas divisas que están ingresando a nuestro país como consecuencia del bloqueo económico, pero no hay bolívares para aumentar los salarios en la administración pública, dignificar a la clase obrera, pensionados y jubilados, contener la caída de la demanda y del consumo y de la producción generados por la guerra imperial?”

No obstante, nadie responde a los planteamientos de Pascualina, antes celebran la ley antibloqueo que es un instrumento para la desnacionalización de todo lo recuperado por el Comandante Chávez y el pueblo que apoya su proyecto: el socialismo.

Intentan convencer a este pueblo de que el desarrollo del país es el desarrollo de los empresarios, de la burguesía, de las oligarquías que alimentan con la riqueza social arrebatada a toda la nación.

¡La riqueza social es del pueblo no de las oligarquías!

Notas:

(1) Recomendamos leer el artículo completo de Pascualina:

https://ultimasnoticias.com.ve/noticias/especial/descuento-del-encaje-legal-pasqualina-curcio/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top